7 Tips para Tomar Decisiones y Moverse hacia el Progreso Verdadero

Hay formalismos y trámites administrativos de los cuales hay poca escapatoria. En especial cuando somos parte de la fuerza laboral, en cualquiera de sus formas.

La semana pasada tuve que renovar la firma digital y, debido a que vivo en Guanacaste, la gestión implicaba más de dos horas solo en transporte.

Durante el viaje, transitaba una carretera cubierta por árboles abundantes, después de atravesar extensos potreros abrigados de pastos verdes e intensos.

El downtempo, una categoría musical de preferencia para estas ocasiones, añadía matices mientras valoraba lo importante que es la experiencia de vida con todos sus retos y oportunidades.

Todo está en un cambio constante, un estilo de transformación interminable. Si enfrentamos una prueba, la soportamos sabiendo que va a pasar ya que el tiempo es nuestro aliado.

Si transitamos un clímax en donde todo sale mejor de lo imaginado, lo agradecemos intencionalmente siendo conscientes de que, también, va a pasar ya que el tiempo es nuestro aliado.

Con esto dicho, en lo personal quedé impactado hace un tiempo mientras leía El Buda y el Rudo, y según una encuesta del Gallup, en donde se menciona que el 85% de las personas no les gusta su trabajo.

El tiempo mal invertido pasa la factura y no es un recurso que se pueda recuperar. Debemos de adueñarnos de nuestra situación, así como aceptamos el trabajo o firmamos el contrato.

Excusas siempre van a existir, especialmente en temas de inteligencia (no tengo el título), salud (es que no me siento bien), edad (ya me agarró tarde o soy muy joven) o suerte.

Todas las personas tienen la opción de elegir cómo jugar las cartas que la vida presenta, quebrando aquellos mapas mentales heredados de nuestra familia, y aprendidos de nuestra sociedad, que están obsoletos en relación a nuestros deseos.

Aquí van 7 tips para iniciar una transición, y ser parte constante del 15% de la fuerza laboral global que le gusta (y ojalá ama) lo que hace para ganarse la vida:

  1. Vivir con Significado.
    • Si divagamos en la vida sin hacer el trabajo interno para darle sentido, el resultado más probable es que la vida misma carezca de rumbo o dirección.
    • Una excelente herramienta que he utilizado y recomendado durante años es hacer un sueñógrafo para aterrizar más claramente nuestra razón de vivir.
    • Luego, entender el arte del establecimiento de metas nos ayuda a darle un enfoque claro a la energía que genera un sueñógrafo bien elaborado.
    • También, si deseamos un cambio, podemos dar inicio a una transición incremental en vez de un salto al vacío, ya que lo más probable es que nos deje de nuevo en la realidad actual.
  2. Enfrentar los Miedos.
    • Un ejercicio que considero excepcional, es hacer algo que nos rete todos los días. En otras palabras, algo que nos revuelva el estómago o nos haga sudar las manos. Desde hablarle a un desconocido o aprender un nuevo hobbie que nos saque de la zona de confort.
    • A un nivel más profundo, trabajar en definir claramente nuestros miedos es un excelente ejercicio para nuestro crecimiento y pro-actividad.
    • Muchas veces, es aquello que más nos da miedo hacer lo que más debemos de hacer.
  3. Entrar en Balance.
    • Invertir en nuestra salud, nuestro conocimiento y nuestras relaciones es de las mejores inversiones que podemos hacer en nuestra vida.
    • Tenemos el control de qué comemos a nivel físico y mental, lo que influye directamente en la energía que tenemos disponible para tomar decisiones y actuar.
  4. Entender Quienes Somos.
    • Usualmente, la auto-conciencia es escasa mientras que el autoengaño abunda.
    • Muy difícilmente lograremos cambiar nuestras vidas si no estamos dispuestos a cambiar quienes somos.
    • Las 16 Personalidades y la evaluación de Lifehack son herramientas prácticas para dar un buen inicio.
  5. Experimentar el Presente.
    • Es usual que metamos en la despensa actividades que nos generan verdadero gozo y felicidad cuando más bien deberíamos de darles prioridad y meterlas en la agenda.
    • Esto es porque influyen de gran manera en la estimulación de nuestra neuro-plasticidad, lucidez y creatividad en el día a día.
  6. Tomar Acción.
    • Muchas veces es mejor “listos, fuego, apunten” que “listos, apunten, fuego”, iterando ágilmente durante el proceso.
    • Cada caso habrá que analizarlo independientemente.
  7. Reconocer el Costo.
    • Todo tiene un costo de oportunidad.
    • Si elijo hacer algo, algo más quedará para después.
    • Es recomendable ser sumamente diligentes en la toma de decisiones y, una vez tomada, nos movemos como tren de carga.
    • Menos cosas más valiosas, hechas de una mejor manera.

Como dijo el gran escritor Mark Twain, “los dos días más importantes de tu vida son el día en que naces y el día en que descubres por qué”. Hoy podemos darnos la oportunidad de aclarar una vez más esa razón de existir que nos mueve la aguja.

Dejemos atrás patrones fijos de pensamiento para abrazar nuestra capacidad constante para crecer, aprender nuevas habilidades y ponerlas en práctica.

Recordemos que el tiempo es el recurso más valioso, que ya está pasando y hoy podemos hacer algo al respecto.

¡Gracias por compartir y los mejores deseos para este día!

Saludos,

1 Comment

  • María José Monge says:

    Muchas gracias Mau. Siempre inspirador, siempre tan lleno de energía. Me encantan los artículos 🙂

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola 👋🏼 ¿Tenés alguna pregunta?