El Último Sprint

Una cápsula de potencia para los últimos días del año.

Época de luces brillantes, regalos y buen comer. Días de celebraciones, presas y tiempo de calidad. Si hablamos de tiempo de calidad, lo podemos definir como el más grande e indiscutible activo para valorar.

Algunas personas se preparan para partir rogando por unas cuantas horas más, mientras otras ignoran las que tienen en su lote para vivir. Y si hablamos del uso apropiado del tiempo, se puede decir que no nace del conocimiento sino del comportamiento.

Menos de dos semanas quedan para cerrar el año y tenemos la elección de bajar las revoluciones y festejar, meter el gas a fondo para probar nuestra capacidad o una mezcla balanceada entre las dos.

Si estamos emprendiendo después de un año arduo y tenemos que continuar dándolo todo en estos últimos días, la intención de estas palabras es que sirvan como fuente de motivación para eliminar cualquier duda, abatimiento o debilidad.

De inyectar fuerza, ya que no somos personas aisladas y solas en una isla, sino miles que necesitamos el poder de voluntad para hacer lo que nos toca. Para dejar de ver distracciones en los objetos brillantes y enfocar la atención en lo que hay que hacer.

De despertar el hambre para hacer, el hambre para moverse y hambre por crecer. Todos los eventos con los seres queridos se deben programar con amplios bloques de tiempo, pero este año para muchas personas, el motor sigue.

Si estamos emprendiendo, sabemos que muchas veces nuestros tiempos serán atípicos y nuestros feriados no son los regulares. Así que, si este año toca bajar el “switch” y celebrar a lo grande, adelante. Pero si no, a darle sin atrasos ni remordimientos.

¡A encender nuestros talentos y a perseguir a lo grande!

¡A cerrar este año con devoción de todo corazón!

¡Ojos en la meta sin ninguna distracción!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola 👋🏼 ¿Tenés alguna pregunta?