Que Sientan la Química

Usando los Químicos Felices para Enriquecer Nuestras Relaciones

Luego de correr unas olas el fin de semana, hacía unos huevos revueltos para el desayuno familiar. Mientras cocinaba, me dejé llevar en un tren de pensamiento sobre nuestra constante persecución por la belleza y la conexión.

Como seres humanos, nos gusta apreciar la belleza en cualquiera de sus formas, sea en una nube, en los ojos de nuestra pareja, en una pieza musical o el diseño interno del espacio en donde laboramos.

De igual manera, apuntamos a conectar, a tener nuestro grupo, nuestra tribu y ser parte de una comunidad. Biológicamente, la conexión social es premiada mediante los famosos químicos felices, ya que incrementa nuestra capacidad para vivir bien.

En contexto empresarial, los negocios son parte de un ecosistema que está compuesto por personas. Al tener más y mejores conexiones, mejoramos nuestra calidad de vida y abrimos nuevas puertas de oportunidad para nuestros negocios.

Debido a que estos químicos están completamente relacionados a la calidad de nuestras relaciones, quería visitar brevemente los 4 químicos felices principales y cómo podemos utilizarlos en nuestras relaciones:

  1. Para un efecto analgésico y sedativo natural mediante una dosis de endorfinas, hagamos reuniones caminando al aire libre o practiquemos algún hobbie en común que implique movimiento – correr, surfear, yoga.
  2. Para inyectar el deseo de ejecutar y tomar acción mediante una dosis de dopamina, podemos establecer y concluir una pequeña meta en conjunto. Siguiendo bajo la línea anterior, si salimos a correr, el hecho de alcanzar el kilometraje preestablecido cumple la función.
  3. Para estimular el sentimiento de liderazgo e importancia mediante una dosis de serotonina, podemos estudiar los logros alcanzado por la persona con la que nos interesa construir la relación. Una vez que entramos en tiempo social, dedicamos tiempo para conversar de los logros mencionados de una manera genuina e interesada.
  4. Y como cúspide final del ejercicio, para estimular un sentimiento de confianza y empatía mediante la oxitocina, podemos mostrar calidez y amabilidad a la hora de saludar y despedirse aprovechando el tacto al dar la mano o un abrazo si la relación ya es más madura.

Aunque sea una muy breve pincelada, la intención de estas palabras es que logremos generar memorias enriquecedoras en nuestra red de contactos.

Esto, sin duda alguna, no solo impulsará nuestra calidad de vida si no que también abrirá nuevas oportunidades de una manera continua para nuestro negocio.

¡Gracias por leer y nos vemos en la próxima!

Saludos,

Deja un comentario

Your email address will not be published.