Quebrando el Hilo

3 Principios Prácticos para Mejorar Nuestros Hábitos

Manejaba por el centro de la ciudad, y aunque no disfrutaba el tráfico, tampoco quitaba la paz. Quebrar patrones absorbía los pensamientos, teniendo claro que alterar los hábitos es la clave para iniciar.

Investigando historias del origen de grandes empresas, usualmente encontramos a un ser humano que dedicó su vida para hacer realidad una visión que cautivaba su mente.

Patagonia, Lego y Apple son ejemplos claros de organizaciones sobresalientes para las cuales vale la pena invertir tiempo para estudiar, examinar y analizar.

La vida es el reflejo de nuestros hábitos ya que, haciendo referencia a la famosa cita de Einstein, es una locura hacer continuamente lo mismo esperando diferentes resultados.

Cada persona es responsable de su entorno, y aunque no tenemos control de las cartas que nos da la vida, tenemos control de como jugarlas.

Este es el principio del verdadero empoderamiento. Estudiando la etimología de la palabra, se traduce como sostener (miento) nuestra fuerza (poder) interna (em).

El documental clásico “What The Bleep Do We Know”, muestra como nuestro cerebro se conforma por una amplia red de vías neuronales.

Estas vías se flexibilizan y reconectan al hacer cosas nuevas, y se solidifican y entumecen al hacer lo mismo todo el tiempo.

¿Cómo hacemos para quebrar hábitos? El único cambio que se sostiene es el cambio gradual. Iniciamos con pequeñas acciones repetidas periódicamente en incrementos de 6 semanas.

Abrazando la teoría de las 3R’s (cada hábito se compone de un recordatorio de nos detona, una rutina que dirige el comportamiento y una recompensa que hace que el hábito se sostenga), aquí vamos con 3 principios prácticos para ayudarnos a modificar nuestros hábitos hacia un mejor lugar:

  1. Entender por qué queremos cambiar y visualizar el resultado.
    • Tener esta claridad refuerza la motivación y nos recuerda las razones primordiales del cambio para cuando estemos enfrentando un gatillo hacia el desvío.
  2. Reemplazar un hábito obsoleto por uno nuevo.
    • Es necesario anticipar cómo responder ante situaciones estresantes o aburridas que nos puedan llevar a repetir el hábito que deseamos dejar atrás.
  3. Rodearse de personas que vivan como deseamos vivir.
      • No es necesario deshacernos de nuestras amistades actuales, pero definitivamente no debemos subestimar el poder de encontrar unas nuevas y dosificar otras selectas que ya tenemos.

“No tenés la obligación de ser la misma persona que eras hace 5 minutos.” – Alan Watts

Si tenemos el deseo de que nuestra realidad cambie en algún sentido, al fin y al cabo, todo inicia calibrando nuestras acciones, sin olvidar que el éxito no es una línea recta.

¡Que esta semana esté llena de bendiciones y los mejores deseos!

Saludos,

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola 👋🏼 ¿Tenés alguna pregunta?