Una Conexión Atómica

3 Tácticas para Mejorar el Estado de Ánimo y Abrazar la Proactividad

Navegaba el mundo virtual durante un tiempo de dispersión luego de la cena. Tuve la suerte de toparme con una entrevista del genio astrofísico Neil deGrasse Tyson.

Hablaba sobre la similitud de los principales ingredientes que componen al cuerpo humano y al resto del universo: hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y carbono.

Según la entrevista, desde un punto de vista atómico, estamos compuestos prácticamente de lo mismo, y es ese gran detalle nos hace sumamente especiales.

En su contraparte, el artículo La Trampa del Perfeccionismo expone el hecho de que la sociedad nos bombardea constantemente con instrucciones para ser más felices, estar más fit y tener más dinero. Esto ha generado gran insatisfacción por vivir una vida ordinaria.

En realidad, una vida ordinaria puede ser sin problema, una vida ejemplar. Aquí van 3 tácticas prácticas para mejorar nuestro estado de ánimo si el fenómeno del requisito de vivir extraordinariamente nos ha afectado en algún momento:

  1. Practicar la Gratitud:
  2. Desear con Claridad:
    • En un artículo anterior titulado Deseos Maduros, dice que nuestros deseos influyen directamente el curso de nuestras acciones. Nuestras acciones le dan forma a nuestro entorno y al desenvolvimiento de nuestras vidas. Por consecuencia, si elevamos la calidad de nuestros deseos, elevamos la calidad de nuestra vida.
    • Los deseos sanos deben generar emoción, no un sentimiento de escasez y vacío. Está bien desear siempre y cuando tengamos contentamiento con lo que ya somos y tenemos.
    • Por último, es importante ser conscientes el origen de cada deseo, ya que muchas veces son el producto de estímulos externos diseñados para comprometer e influencia la psicología humana.
  3. Ocuparse sin Preocuparse:
    • Tomar acción masiva para remediar o mejorar nuestro estado de ánimo, fue una de las lecciones aprendidas más valiosas del libro Cómo Suprimir las Preocupaciones y Disfrutar de la Vida.
    • Nuestra vida es el reflejo de nuestros hábitos. Actuar no solo genera ímpetu y abre puertas a la oportunidad, sino que también es responsable de construir y fortalecer nuestros hábitos.
    • Actuar con desapego al resultado solo por el hecho de tomar acción, genera un sentimiento de bienestar y elimina energía estancada para mantener la agilidad y fluidez necesarias para avanzar.

“nos caemos.

nos quebramos.

fracasamos.

 

pero luego,

 

nos levantamos.

nos curamos.

prevalecemos.”

 

– Kiana Azizian-

Durante esta era de información, es fácil admirar espejismos por no entender el contexto total de lo que estamos admirando.

Recordemos que la belleza no necesariamente es felicidad, la riqueza no necesariamente es prosperidad y la popularidad no necesariamente es respetuosidad.

Aunque existe una inmensa presión – cultura, medios de comunicación, familia, etc. – por vivir una vida perfecta, sentir gozo por lo que ya somos y tenemos, aceptando contentamente nuestro lugar en el universo, ya es en sí un acto extraordinario.

Gracias por leer y espero que estas palabras hayan llegado a un lugar especial.

Un gran abrazo,

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola 👋🏼 ¿Tenés alguna pregunta?