Decidir es Progreso

3 Pasos para Tomar Decisiones y Movernos hacia el Progreso

Debido a nuestra línea de trabajo y el acercamiento humano que le damos al mundo de los negocios, es común desarrollar amistades con personas que hemos servido a través de los años.

Al mismo tiempo, es usual recibir sus llamadas cuando están enfrentando momentos caóticos, estresantes y confusos, con el fin de identificar una luz a través del túnel.

Hace unos días, conversaba por teléfono con un amigo que había tomado un trabajo en busca de estabilidad, pero se sentía drenado mientras posponía su propósito.

Cada caso es un universo individual, y en este caso se percibía una energía estancada por la duda, que ultimadamente es generada por el miedo.

Sabemos de primera mano que este no es un caso aislado. De hecho, es un caso de estudio común. Debido a esta razón, hoy compartimos 3 pasos prácticos para tomar decisiones y movernos hacia el progreso:

  1. La Energía es Finita:
    • Nuestro ancho de banda tiene un límite y debe de ser utilizado sabiamente.
    • Es vital ser conscientes de que debemos de escoger nuestras batallas ya que la lista de pendientes nunca estará vacía.
    • La mejor brújula es tomar la decisión de hacer lo correcto – de acuerdo a nuestros valores –  y la peor es no hacer nada al respecto.
  2. El Compromiso Mueve Montañas:
    • Cuando una persona está decididamente comprometida, opera en otro terreno de juego.
    • Existe un aspecto intangible que atrae los recursos necesarios para que se abran las puertas y se den las cosas.
    • La ferocidad, audacia y determinación en las acciones realizadas son causa evidente de lo que parece ser un acto de suerte.
  3. La Estructura nos Alinea con el Resultado:
    • Al decidir en qué deseamos invertir nuestra energía y el compromiso es inquebrantable, es imperativo tener una estructura que nos permita darle un orden a la ejecución de las cosas.
    • Dependiendo de la complejidad del proyecto, un mero plan conceptual, una hoja de ruta o un gestor de proyectos detalladamente realizado pueden ser el camino adecuado.

“La peor decisión es la indecisión.” – Ryan Harwood

Decidir es progreso fue una de las grandes conclusiones de la llamada, haciendo alego a las palabras de Jason Fried, un empresario atípico admirado.

Sacamos los escenarios, exploramos las emociones y analizamos las avenidas. El paso estaba claro, la decisión fue tomada y el camino establecido.

Siempre podremos construir en base a las decisiones que hemos tomado, pero posponer lo que sabemos que es correcto, es sinónimo de sentarse a ver el tiempo pasar.

Recordemos que vivir en piloto automático es fácil, y muchas veces trágico, ya que generalmente estamos condicionados a ello, pero nos damos cuenta muy tarde.

Tomar decisiones conscientes y de forma activa es retador, pero es ahí en donde realmente alcanzamos nuestros verdaderos objetivos de vida.

Con los mejores deseos en mente, ¡espero que hayás disfrutado estas palabras!

Saludos,

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Abrir chat
Hola 👋🏼 ¿Tenés alguna pregunta?