Concentrando las Fuerzas

5 Acciones Estratégicas para Intensificar el Impacto

En tiempos en donde percibimos que el control se nos resbala entre los dedos debido a alto ritmo de cambio y los constantes estímulos externos que nos disuelven el enfoque e interrumpen nuestro curso de acción, encontrar la manera de concentrar las fuerzas en el punto adecuado es una ventaja competitiva esencial.

La determinación de propósito y la concentración total en la meta mediante un estilo de retiro interno – ya sea a nivel individual o organizacional – puede ser la gran solución para sintonizar con formas concentradas de pensamiento y acción.

El mundo tira y hala hacia la división, ya sea entre países, grupos políticos, ideologías culturales, familias e incluso individuos. Esto genera un sentimiento de dispersión y confusión, enviando nuestra atención en un círculo vicioso que nos drena de nuestro verdadero potencial.

Según el filósofo alemán Schopenhauer, “el intelecto es la magnitud de la intensidad, no la magnitud de la extensión”. A continuación 5 acciones estratégicas para concentrar nuestras fuerzas adecuadamente.

  1. Minimalizar el Plan.

    • Menos es más y lo común es que la cantidad mande sin tener en cuenta que cada elemento añadido consume ancho de banda.
    • La clave está en las pocas vitales…siempre.
    • Tres metas brillantes ejecutadas cada tres meses, una fórmula exquisita.
  2. Militarizar el Enfoque.

    • Para producir magia, nuestro entorno ejecutivo debe estar blindado.
    • Intermediarios, filtros, señalización o cultura son herramientas prácticas para interrumpir la interrupción.
    • 3 a 5 bloques de inducción intensa de 90 minutos cada uno distanciados por 20 minutos de recreación divertida por día laboral, otra fórmula exquisita.
  3. Encender la Llama Ejecutiva.

    • Entender la química interna es conocimiento contemporáneo esencial.
    • Inyectarse de químicos adecuados previo al día laboral es una llave ultra-poderosa.
    • 7.5 horas de sueño reparador, ejecutar la hora del poder, nutrición de alto rendimiento, conectar con el primer punto e ir a a ejecutar, una fórmula exquisita más.
  4. Aniquilar la Bulla.

    • La confusión esta a la orden del día y no hay nada más efectivo para sacarnos del camino que una atención mal ubicada durante un lapso de tiempo equivocado.
    • La información que comemos le da forma a la percepción de lo que creemos ser nuestra realidad.
    • Comamos solo comida mental que construya, aporte y eleve. Rodeémonos solo de personas que construyan, aporten y eleven, fórmula exquisita de alta relevancia. 
  5. Ver como Águila.

    • Aunque la mayoría del tiempo laboral ejecutamos tareas, siempre debemos ligar la intención de nuestra razón de ser en cada una de ellas.
    • Pongamos nuestra atención en el porqué y en el qué, el cómo se va mostrando en el camino. La última fórmula exquisita para esta ocasión.

¡Los mejores deseos para esta semana y gracias por compartir!

Saludos,

Deja un comentario

Your email address will not be published.